Se el protagonista de tu educación, otra educación es posible.

Desde pequeña me sentí identificada por los lenguajes artísticos buscaba poder expresarme a través de ellos, me sentía cómoda y libre de formalismos, iba a un colegio religioso, estaba lleno de ellos. Eso hizo que buscará lo opuesto a lo que me habían enseñado en el colegio primario y secundario. Me sentí tan perdida en ese mundo que no era el mío. Hasta que no empecé a estudiar arte, empecé a ver que era posible aprender de otra manera de una manera más respetuosa conmigo misma. Aprender que los profesores, eran acompañantes, que los alumnos tenían mucho que decir. Una relación más igualitaria y amable.

Vivimos en una época de cambio en la educación, para mí es francamente inspirador estos nuevos modelos de enseñanza. Me hubiera sentido tan bien en ellos. Este tipo de enseñanza más respetuoso con el niño/ a. Que acompaña en el proceso, respetuoso con lo que ellos necesitan. Es la forma natural de aprender por competencias, por habilidades, por necesidades. Se aprende de una manera significativa, aprender para la vida.

En mis estudios de licenciatura de arte he huido de la formalidad, del convencionalismo en la educación. He buscado la afinidad entre la formación que daban los diferentes profesores y lo que yo buscaba en ese momento. Para mí el arte no se enseña, ni se aprende. Parte de una necesidad de aprender, de explorar, es más simple y sencillo. El arte es la libertad de expresión mediante los diferentes lenguajes artísticos, con más razón que no se pueda enseñar con el enfoque formal del término. Creo en la interdisdiplinar, en la hibridación entre diferentes lenguajes y disciplinas tantos artísticos cómo de otros mundos, creo que el mundo no es estanco, creo que los opuestos hacen buenas parejas. Cada persona los haga propios, haga uso de ellos, el encasamiento por las reglas creo que privan esa de libertad.  Siempre he creído que todos tenemos una parte artística innata por explorar, simplemente unos deciden explorar y otras la abandonan en la infancia. El arte se debe a la sociedad, estar al servicio de la misma. En mi caso como Mediadora artística creo que el arte es una buena herramienta de comunicación interna con la persona que está explorando y con su entorno. Por esto creo que la Mediación Artística es útil para aprender y descubrir cosas sobre el entorno, sobre uno mismo.

Por esto he diseñado GamifiCArte para escuelas, para contribuir a ese cambio, con mi granito de arena. Creo que otro tipo de educación es POSIBLE.

 

Recibe noticias frescas

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?